No miren sin ver

Quiero compartir una historia que pude leer. Aunque de cierta manera es algo triste, pudo dejar unas huellas de inspiración y es por eso que quiero compartir esto con todos. Un hombre se sentó en la estación del tren en Whashington DC a tocar el violín; era una fría mañana en el mes de Enero. Tocaba una música de un famoso compositor y músico alemán llamado Bach por piezas de 45 minutos corridos. Durante aquel tiempo, como eran horas de la mañana a lo que se le dice "rush hour" se calculo que pasaron miles de personas que hiban rumbo a sus trabajos, y que a la misma vez escuchaban su música de violín. Tras la llegada de este hombre a la estación y empezar a tocar su violín, tres minutos pasaron cuando de repente se acercaba un hombre de mediana edad y se dio cuenta que había un músico tocando. Se detuvo por unos segundos y mirando su reloj se alejo con rumbo a su destino. Parecía tener un compromiso muy urgente. Un minuto mas tarde el violinista recibió su primer moneda de una señora que mucho apuro se acerco y le tiro las monedas mientras caminaba. Unos minutos mas tarde un hombre se enconó contra la pared para escucharlo, y mirando su reloj hizo señas a un taxi que se acercaba. Lo mas seguro que este iba tarde a su destino. El que si puso mucha atención fue un niño de 3 anos que se acercaba con su mama. El niño no le dejaba de mirar casi deteniéndose, sin dejarle mirar se detuvo mientras mama casi le arranca el brazo por no avanzar a abordar el tren. mientras se alejaba la mama y su pequeño hijo, el niño miraba hacia atrás buscando el violinista esto lo repitió por lo menos 3 a 4 veces, hasta que se alejo en su totalidad y ya no le podía ver. Todos los niños que pasaron se detuvieron o hacían el intento pero no sin que sus padres casi les forzaran a seguir caminando. En los 45 minutos que el toco su violín solo 6 personas se detuvieron y se quedaron un buen rato. Veinte personas le dieron dinero pero continuaban su camino normalmente. El colecto $32 dolares. Cuando el termino de tocar y el silencio tomo su lugar, nadie se dio cuenta. Nadie aplaudió y nadie lo elogio. Nadie supo esto pero el violinista era Joshua Bell uno de los mas famosos músicos del mundo. Dos días antes de tocar en la estación del tren, este músico vendió todas las taquillas para una presentación en Boston MA. Las taquillas eran valoradas en $100 dolares. Esta historia es muy real y fue un proyecto organizado por Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, gustos y prioridades de las personas. Pude aprender que muchas veces la rutina diaria nos saca de nuestra naturaleza y nos envuelve en un ciclo donde casi ni nos damos cuenta de lo que nos rodea. Vamos muy de prisa sin detenernos, caminando a ciegas, buscando que? Aprendamos a detenernos, a valorar tus y otros talentos. Disfruta cada día como si fuese tu ultimo día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda? usa este formulario para contarnos tus preguntas o sugerencias.